Autopublicación: tendencias en el mercado editorial

¿Por qué los autores optan por la autopublicación? La respuesta no es sencilla. Esta práctica tiene varias ventajas frente a los servicios de las editoriales. Los escritores controlan completamente tanto el contenido como su presentación, incluso puede hacer correcciones o nuevas ediciones y ponerlas inmediatamente a disposición de sus lectores. Los puntos de distribución, tiempo de venta, precio y publicidad quedan en manos del autor, quien por lo común busca las mejores plataformas digitales en su idioma si quiere un mediano impacto y con una fuerte base global si pretende un mayor comercialización. Cuando las producciones literarias alcanzan gran popularidad, el autor puede gestionar su distribución en tiendas online, organizaciones, páginas personales, blogs, entre otras, y gestionar los derechos de autor en otros países sin restricciones de ningún tipo. Los filtros editoriales no permitirían nada de lo anterior.

En apariencia, el éxito de las autopublicaciones radica en sus buenos contenidos y sus óptimas estrategias de distribución y comercialización. Estas funciones requieren de la profesionalización de los escritores en áreas editoriales, sin embargo, esto no siempre sucede, así existen muchas obras con escasa o nula calidad. Asimismo, la enorme cantidad de literatura dispuesta en Internet invisibiliza a los autores emergentes, se vuelve mucho más difícil posicionar una publicación dentro de las más rentables. A pesar de todo, desde hace tres años la autopublicación crece exponencialmente. El pasado mes de mayo se llevó a cabo Book Expo America en la ciudad de New York, evento patrocinado por International Digital Publishing ForumBook Industry Study Group, donde se señalaron algunos pronósticos entorno al asunto:

1. Más autores autopublicados serán editados en papel: Según Bella Andre, autora de Kiss Me Like This y Always On My Mind, hay gran cantidad de best-sellers en formato digital que aún no tienen una edición impresa. Esta circunstancia no pasa desapercibida para los grandes consumidores de lecturas en pantalla, pues siguen deseando una buena impresión de sus títulos favoritos después de leerlos digitalmente. Un ejemplo de este fenómeno ha sido la producción de Amanda Hocking, sus series My Blood Approves, Trylle Trilogy y Hollowland, originalmente autopublicadas, iniciaron su camino en el mercado impreso en 2011 con el contrato de dos millones de dólares por cuatro de sus libros con la editorial St. Martin’s Press.

 

forgottenlyrics

Tomado de The World of Amanda Hocking

 

2. Confluencias en los procesos de publicación: La proliferación del fan fiction y plataformas sociales de lectura y escritura como Wattpad permite a los lectores, escritores, editores y demás personas involucradas en el mundo de la escritura influir en los procesos de edición, desde los borradores del autor hasta la elección de una determinada casa editorial o modo de publicación.

3. Más contenido: Andre es partidaria de la perpetua demanda de contenidos literarios. Si las plataformas de autopublicación siguen creciendo, la diversidad textual también lo hará. El mercado editorial, sea el de la autopublicación o el de la edición tradicional, deberá adaptarse a este reto.

4. Más distribuidores y sofisticación de las ventas: Los servicios de distribución ya comienzan a acaparar tanto mercados locales como internacionales, además de ofrecer mayor especialización en las estrategias de venta. La creación de comunidades en torno a las obras o los autores por medio de redes sociales es una táctica favorecedora en los procesos de promoción, distribución y difusión de las obras.

Quizá también convendría estar al pendiente de las relaciones entre pequeñas, medianas y grandes editoriales y plataformas de autopublicación, pues es evidente que cada vez más confluyen en sus estrategias de mercado e incrementan su potencial al establecer alianzas. De cualquier forma, estas nuevas realidades literarias favorecen en gran medida al lector, quien no desaprovechará ninguna opción de consumo textual y las posibilidades de contacto con sus escritores preferidos.

 

Esta entrada fue publicada en humanidades digitales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.