El “Human touch” del big data

data

La expresión «Big Data»  es un concepto tan utilizado entre los expertos que llega un momento en el que la gente se pierde en su significado sin encontrarle un sentido último. ¿Se trata de un procesamiento de grandes volúmenes de datos, es un modelo inteligente de negocios o  son sólo cifras trasladadas a hojas de cálculo en busca de una evidencia? ¿Es una vanguardia tecnológica que sólo se queda en un software aplicado? Parece ser que todas estas realidades tienen un mismo nombre. La interpretación más común del big data es el análisis sistemático de grandes volúmenes de datos para encontrar patrones y comportamientos que no son evidentes.  A medida que las empresas vienen a depender más de los datos, se arriesgan a la aplicación de soluciones basadas en datos sin tener en cuenta el sentido común y la experiencia humana. Tras los datos, siempre hay interacción humana porque  somos nosotros, en última instancia, quienes hacemos hipótesis y determinamos  la interpretación de dichos datos (visualización).

Tras el Big Data hay toda una sub-industria. Para el 2017, se predice que el mercado del Big Data tendrá un valor de 47 mil millones dólares. La Corporación Internacional de Datos (IDC) informa, que el mundo digital crecerá 300 veces entre 2005 y 2020 para contener 40 billones de gigabytes de datos. Sin embargo, se está analizando actualmente sólo un uno por ciento de estos datos. Las empresas están haciendo números en prácticamente todas las industrias. Desde las compañías de seguros, que utilizan los datos para predecir el riesgo, las instituciones financieras que deducen posibles movimientos de stock, las empresas agrícolas cuyo interés se afianza en el seguimiento de los patrones climáticos o rendimientos de cultivo, por citar algunos ejemplos. Fue Albert Einstein quien dijo: «No todo lo que se puede contar cuenta, y no todo lo que cuenta puede ser contado.» El hecho de que podemos analizar montañas de datos, pero eso no significa necesariamente que vamos a encontrar algo útil o utilizarlo para crear valor una vez que lo logramos.

De ahí el posible rol que las Humanidades digitales podrán tener en el ámbito de la investigación siguiendo el patrón del método científico, lo cual implica postular una hipótesis y luego a partir de datos y experimentos probar o refutar determinados postulados. Una vez que se analiza el primer conjunto de datos, el científico social revisa los hallazgos y luego adapta las pruebas para que el siguiente conjunto de datos desafíe las conclusiones originales. Los datos en sentido estricto sólo tienen sentido en la medida en que hacen referencia a la hipótesis original.

Realizando una entrada para mi blog, quise ahondar en temas relacionados con la visualización y me propuse hacer una entrevista a Jorge Ubero, un gran profesional del Big Data con una reconocida trayectoria. Deseo compartir esta entrevista con los lectores, porque en ella se pone atención a sus objetivos, procesos y resultados con gran claridad y ese «toque humano» al que estoy prestando una especial atención.

Por lo tanto, el elemento humano de la ciencia de datos en los negocios es decidir qué analizar, qué datos a utilizar y cómo traducir los resultados en una práctica empresarial. Con el fin de ejecutar una estrategia de datos, las empresas tienen que centrarse en los elementos de toma de decisiones humanas. Las empresas, así como las comunidades científicas saben que las mejores decisiones provienen de una interacción intersectorial o interdisciplinar. Porque en lo que respecta a la calidad de la toma de decisiones, sólo queda decir que éstas deben ser tan relevantes como el hecho de dar forma y sentido a los propios datos.

Es relativamente frecuente, comprobar cómo los resultados del big data no están mediatizados  por el toque humano y el sentido común. Las decisiones humanas bien orientadas deben jugar un papel fundamental en cualquier estrategia de Big Data o las empresas se arriesgan a alienar a sus clientes y dañar sus marcas.

Acerca de Arantxa Serantes

Es Licenciada en Humanidades por la Universidad de A Coruña. Obtuvo el Diploma de Estudios Avanzados en Historia Antigua por la misma Universidad y es Experta en Pensamiento y creatividad por la Universidad Francisco de Vitoria así como en Marketing, publicidad y comunicación por EUDE (Madrid). En la actualidad colabora con Linhd-UNED. Es también blogger en El Correo Gallego (donde cuenta con una sección dedicada a Humanidades digitales) y realiza su Phd en la Universidad de Santiago de Compostela.
Esta entrada fue publicada en humanidades digitales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El “Human touch” del big data

  1. Pingback: DayofHD and so on ;) | A duermevela

Los comentarios están cerrados.