Con el inicio del año escolar comienza a impartirse en la Facultad de Filosofía y Letras (en el Colegio de Historia) de la UNAM, la primera clase que incluye “Humanidades Digitales” en el título. Este curso, que se imparte en colaboración, es uno de los primeros logros en incluir las Humanidades Digitales en la Academia mexicana.

Bien es cierto que las TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación) no son tema nuevo en las aulas de la Facultad, pero también es cierto que con este curso se ha logrado orientar la mirada hacia la necesidad de hacer las cosas “diferentes”; se ha reconocido la necesidad de orientar a los estudiantes (en este caso de la licenciatura de historia) hacia el uso de nuevas metodologías útiles a su proceso de investigación y producción de conocimiento.

Teniendo como antecedentes el SeminarioHD, las autoras del programa de Humanidades Digitales e Historia, hemos conjugado la metodología propia de un seminario, en el que la discusión documental es fundamental, con el uso de herramientas digitales útiles para el desarrollo de investigaciones futuras.

Aunado a esto, este nuevo Seminario Taller Especializado espera de sus egresados la creación de un producto digital que involucre las metodologías revisadas a lo largo del curso (o las propias que vayamos desarrollando) y una o más herramientas digitales que den soporte a dicho proyecto.

Es por esto que el programa está dividido en  cinco temas que se irán revisando desde este agosto hasta junio del 2015; y que se entrelazan con las temáticas propias de la historiografía. Las herramientas que elegimos para este curso son las que consideramos útiles para el desarrollo de todo proyecto (digital o no) y las temáticas son aquellas que permiten, tanto al alumno como a las profesoras,  conocer con cierto grado de profundidad el estado actual de las Humanidades Digitales en México.

Por material bibliográfico no paramos, la cantidad de material producido sobre Humanidades Digitales en todas las modalidades y usos que se puedan ocurrir, es más que vasto; sin embargo, al buscar bibliografía útil y en español, fue ahí donde encontramos dificultades. El material que existe en lengua castellana no es mucho; pero está ahí; en este sentido, este curso ayuda también a retomar a estos autores, a estos proyectos, tanto para su difusión, como para su estudio en el aula.

Finalmente, este curso no sólo tiene la intención de ser pionero en su área, también tiene la intención de ser un laboratorio y objeto de estudio en sí mismo. Queremos saber la apertura que tienen los estudiantes de esta Facultad ante temas “extraños” por considerarse lejanos a su cotidianidad; también queremos ver cuál es la recepción del resto de la población universitaria; ¿qué opinan nuestros colegas del curso? ¿qué beneficio encontraron las autoridades en él?

Es por esta razón que este post no cierra aquí, tanto Adriana como yo estaremos usando este sitio para actualizar periódicamente los avances del curso, sus complicaciones, las reacciones e impresiones que de él vayamos obteniendo y las posibilidades que encontramos, o no, de que un curso de esta naturaleza trascienda hacia la transdisciplina.

Aquí puede consultarse el programa (tomar en cuenta que el programa puede modificarse).